Cómo afectará la recesión a las inversiones en crowdlending ¿Merece la pena invertir AHORA?

Si estamos ante una recesión ¿qué pasará con nuestras inversiones en crowdlending? ¿Cómo se comportará este tipo de inversiones en este panorama financiero? Descúbrelo en este exhaustivo análisis sobre cómo afectaría una recesión y crisis al crowdlending

¿Qué ha pasado en anteriores crisis o recesiones con las inversiones en crowdlending?

Aunque datos históricos no predicen datos futuros es natural tener en cuenta lo que ha pasado antes en similares circunstancias.

En la crisis del 2008 el mercado P2P y el crowdlending era casi inexistente, solo había unas pocas plataformas en todo el mundo. Por lo que no hay muchos datos históricos sobre los que hacer hipótesis. Pero sí podemos analizar el mercado de los préstamos durante esa crisis y cómo esta afectó a los prestamistas para ver como esto podría afectar al inversor.

¿Cómo afectará la recesión a las inversiones en crowdlending?

La recesión afectará a las inversiones crowdlending en la medida en la que afecte a los implicados en el mercado. Aquí tenemos varios principales actores: por una parte están los prestatarios, por otra los originadores de préstamos o entidades que conceden y gestionan el préstamo, están también las plataformas en caso de que esta sea una entidad diferente al emisor del préstamo y, por último, estamos, por supuesto, los inversores.

Y para comenzar con el análisis hagámoslo con la pregunta más frecuente hoy en día:

¿Cómo afecta la subida de tipos de interés a las inversiones crowdlending?

De forma directa, no tiene gran impacto sobre el crowdlending. ¿Por qué? Porque los préstamos P2P, P2B y todo el crowdlending se financia con fondos de particulares, en su gran mayoría. Al no financiarse con dinero de bancos esta subida de intereses no afecta directamente a estas entidades prestamistas.

Ahora bien, la mayoría de los originadores de préstamos, no dependen al 100% de la financiación P2P y cuentan con otro tipo de financiación, en muchos casos bancaria a la que le afecta la subida de intereses.

Aun así, la subida de los tipos de interés no tiene porque afectar directamente al interés de los préstamos. Estos préstamos ya tienen una tasa de interés muy elevada para el prestatario. Y aunque las entidades podrían ajustar un poco esta tasa, no podría variar mucho.

Teniendo en cuenta, que las entidades no se verán tan afectadas por la subida de intereses, ya que se financian principalmente con fondos de pequeños inversores y que los intereses de los préstamos ya son elevados, esto no sería el principal motivo que cause un desajuste en el mercado ni que cause más impagos.

Por otra parte, la subida de interés sí afecta a la banca tradicional y esto puede incrementar la demanda de préstamos en entidades financieras alternativas de préstamos al consumo y préstamos rápidos que se financia a través de crowdlending. Esto podría ser positivo para este mercado y favorecer su crecimiento.

Sin embargo, hay que tener en cuenta otros factores que se necesitarían para sostener un crecimiento en estos tiempos de recesión: por una parte, se necesitarían más inversores y en tiempos de crisis y recesiones se tiende a invertir menos, pero lo que es más importante, se necesitaría mantener un equilibrio sostenible entre concesión de préstamos, riesgo y morosidad.

Durante una recesión o una crisis el riesgo es mayor. La recesión afecta al poder adquisitivo de las personas, a la vez que se genera una mayor demanda de préstamos para hacer frente a la subida de los precios, también hace más difícil la devolución del dinero que se pide prestado.  Además, si la recesión afecta al desempleo y la gente que se queda sin trabajo, tendrá más difícil devolver el préstamo y la morosidad se puede llegar a disparar.

En mi opinión el mayor riesgo y reto al que nos enfrentamos ante una recesión cuando hablamos de inversiones en crowdlending es que se dispare la morosidad. Como inversores dependemos de cómo los originadores de préstamos gestionen el riesgo y los retrasos y cómo estos actúen para poner las medidas necesarias para afrontar una posible recesión.

Mi experiencia personal en la crisis del 2008

Yo viví la crisis en 2008 trabajando en una entidad financiera de préstamos al consumo. ¿Os acordáis de Mediatis? Eran préstamos rápidos por una relativamente pequeña cantidad de dinero. No eran préstamos P2P, pero sí préstamos a particulares, similares a algunos préstamos P2P en los que invertimos en algunas plataformas.

La entidad francesa, respaldada por BNP Paribas y Galleries Lafayette, en un primer momento decidió dejar de ofertar nuevos préstamos, temporalmente, hasta ver como evolucionaba la crisis. En esos momentos todo pasó a centrarse en el departamento de recobro.

Este tipo de préstamos tienen una alta morosidad en situaciones normales, sin crisis. Una buena empresa que ofrece este tipo de productos lo sabe y trata de mantener el equilibrio entre un buen análisis (y scoring) para la aceptación de préstamos y una buena gestión de los retrasos y morosidad.

Muchos de estos productos (préstamos) tienen recargos por retrasarse en los pagos, por lo que un cliente que tarda unos días o un mes, en pagar su cuota mensual, y lo paga más tarde, no es un mal cliente, es uno de los mejores clientes.

Después de unos meses, la empresa teniendo un poco más de perspectiva de cómo se estaba desenvolviendo la crisis y cómo sería el futuro, decidieron que cesarían su España. No creían que el mercado español se recuperaría lo suficientemente pronto como para volver a una operativa normal. Sin embargo, el cierre no fue inmediato y durante años la empresa mantuvo su actividad recobrando y recuperando la deuda de los préstamos pendiente. La empresa no quebró, simplemente decidió irse del mercado español de una forma ordenada.

Otras empresas del sector, superaron ese bache y se mantienen hoy en día en el mercado.

¿Por qué te cuento esto? Para que veas que no todo es blanco o negro, que hay una amplia gama de tonos y colores entre ambos. Y que se pueden dar muchos escenarios durante una recesión con diferentes originadores de préstamos.

Por una parte, las empresas que gestionan los préstamos al consumo en los que solemos invertir en las plataformas de crowdlending están preparadas para gestionar altos niveles de impago. Forma parte de su negocio.

Que la morosidad se dispare durante una temporada, no significa necesariamente que los originadores de préstamos quiebren. A algunos les podría costar gestionar esta situación, seguro, pero también estoy segura de que otros lo harán bien.

Muchos de ellos ya estarán tomando medidas y preparándose para futuros acontecimientos.

Veamos los diferentes tipos de préstamos y cómo podría afectar a cada uno de ellos

Préstamos personales y al consumo sin garantía

Este tipo de préstamos son los más sensibles de sufrir impagos. Alguien que tenga limitados recursos ante una situación financiera difícil cubrirá primero sus necesidades básicas: comida, vivienda… y cuando llegue el turno de pagar sus deudas pendientes, la lógica nos dice que primero cubrirá aquellos préstamos que tienen una garantía de algún tipo: hipotecaria, coche, etc, para no arriesgarse a perder ese bien.

Sin embargo, una buena entidad u originador que ofrece este tipo de préstamos debería estar altamente preparada para gestionar retrasos y recuperar deudas. Son expertos en gestionar el alto riesgos y tienen mecanismos diseñados para ello. Por ejemplo, cuando el prestatario se retrasa en el pago, puede tener un sobrecargo en la próxima cuota.

Algunas entidades ofrecen aplazamientos y extensiones de los préstamos como una política habitual, para que las personas que se encuentran en una situación temporal difícil puedan alargar el plazo del préstamo y pagarlo más cómodamente. Vimos muchos de estos aplazamientos en el 2020.

Préstamos con garantías

Empresas y particulares que tienen un préstamo con garantía hipotecaria u de otro tipo, priorizarán su pago antes que cualquier otro tipo de préstamo porque no quieren perder la garantía que han puesto. Las hipotecas, pero también prestamos que tienen como garantía un coche sufrirán menos impagos que un préstamo personal sin garantía. Esto no quiere decir que no ascienda la morosidad en este tipo de préstamos.

Préstamos empresariales

Este tipo de préstamos se pueden ver afectados en un plazo todavía más corto de tiempo, incluso antes de que afecte a los préstamos personales. Primero las empresas sufren la crisis económica, se ven obligadas a tomar medidas, entre ellas ¿dejar de pagar sus préstamos y deudas?

Como en el caso de los préstamos personales, los préstamos empresariales si tienen garantías tendrán más posibilidades de ser pagados.

Despedir empleados es otra medida que toman muchas empresas en caso de crisis y esto acabará afectando a los préstamos personales.

Crowdfunding y crowdlending inmobiliario

Dependerá de cada tipo de inversión. Ya hemos visto en anteriores crisis, en la del 2008, que una propiedad inmobiliaria no es siempre una buena inversión. Como en todo tipo de inversiones a veces es buena y otras no.

Aunque ya se habla de recesión inmobiliaria en algunos países, no es de esperar que, en Europa, donde están la mayoría de las plataformas de crowdfunding inmobiliario en las que invertimos, veamos un efecto como en la crisis del 2008.

Algo a tener en cuenta es que cuando invertimos en crowdfunding inmobiliario lo hacemos en plataformas que cuentan con expertos en analizar la viabilidad de una inversión inmobiliaria. Por lo que partiríamos con esa ventaja. Aun así, por supuesto, tendremos que hacer nuestro propio estudio de cada inversión.

Crowdlending agrícola

El sector agrícola es uno de los pocos a los que no le suelen afectar la crisis. Aunque nuestro poder adquisitivo sea más bajo tendremos que seguir comiendo. Así el crowdlending agrícola puede ser una buena opción de diversificación para el inversor.

Diferentes países

Una recesión no será del mismo calibre en todos los países del mundo. No afectará por igual, ni los gobiernos la gestionarán de la misma manera. Por eso la diversificación entre países es una buena idea y ya hemos visto en el caso de la guerra de Rusia y Ucrania lo importante que es no tener todas nuestras inversiones concentradas en un único territorio.

Diferentes originadores de préstamos

El cómo se estén preparando para una recesión, ofrecerá una ventaja competitiva. Unas entidades lo afrontarán mejor que otras. El cómo gestionen esta crisis los originadores es crucial. Cada uno tomará diferentes medidas y asumirá diferentes niveles de riesgo. Es difícil conocer datos concretos y nunca podremos saber cuáles son todas sus políticas internas, sin embargo, estar atentos a las cifras que nos ofrezcan y su transparencia nos podría dar algunas pistas.

¿Qué pasará con la garantía de recompra?

Sabemos que en la práctica la garantía de recompra solo funciona si la compañía que la ejecuta tiene fondos para ello. Mientras el originador de préstamos tenga suficientes fondos para cumplir con la recompra y seguir gestionando los impagos, podrá seguir manteniéndose. Pero ya hemos visto en el 2020 que esto no siempre es posible.

¿Qué hacer con mis inversiones crowdlending?

No te puedo decir que hacer, ni tomar las decisiones por ti. Esto no es un consejo de inversión. Pero si te puedo contar qué es lo que voy a hacer yo.

Yo, voy a seguir invirtiendo en crowdlending.

Voy a revisar las estrategias de autoinversión que tengo en cada plataforma y ajustarlas para aprovechar que algunas ofrecen intereses más elevados ya que hay menos inversores. Aumentar el interés, es una forma que las plataformas P2P tienen de captar más dinero de los inversores, quedándose ellas con un margen menor.

Podremos ver una mayor rentabilidad en algunas plataformas, sin embargo, es importante no dejarse llevar por la euforia de ofertas desorbitadas. Seguiré invirtiendo solo en plataformas que ofrezcan transparencia.

Haré seguimiento periódico de mis inversiones. Actualmente hago seguimiento de mi cartera de inversión mensualmente, pero revisaré algunas plataformas más periódicamente para estar atenta a posibles cambios, tendencias y situaciones problemáticas.

En este sentido, también he ajustado mis estrategias de autoinversión para invertir sobre todo en préstamos a corto y medio plazo. Es más sencillo prever lo que podría pasar en 3 o 6 meses que en un año. Aun así, sigo invirtiendo a más de un año si son buenas oportunidades.

Algo muy importante para mi, para poder seguir invirtiendo con tranquilidad, es contar con mi fondo de emergencia. Mantengo siempre un fondo (dinero sin invertir y disponible para utilizar) de entre 6 y 12 meses. Para algunos inversores esto puede parecer muy elevado, pero a mi me hace sentir más tranquila.

Bonus de bienvenida para nuevos inversores

 

¿Quieres empezar a invertir? Al hacerlo desde los siguientes links conseguirás un bonus:

🎁 Bondora BONUS 5€

🎁 Bondster BONUS 1% de lo invertido los primeros 3 meses

🎁 Esketit BONUS 1% de lo invertido los primeros 90 días

🎁 Estateguru BONUS 0,5% de lo invertido los primeros 3 meses

🎁 Income BONUS 1% de lo invertido los primeros 60 días

🎁 Lande BONUS 1% de lo invertido los primeros 180 días

🎁 Lendermarket BONUS 1% de lo invertido los primeros 60 días

🎁 Mintos BONUS 50€+1% de lo invertido los primeros 90 días (inversión mínima 1000€)

🎁 Peerberry BONUS 0,5% de lo invertido los primeros 3 meses

🎁 Reinvest24 BONUS 10€

🎁 Urbanitae BONUS 1% de la primera inversión

🎁 Viainvest BONUS 15€ (inversión mínima 50€)

Carmen Corral

Invierto en crowdlending desde hace más de 3 años.  Este tipo de inversión fue el primero que incorporé a mi cartera, por su sencillez. Aquí y en el canal de YouTube hablo sobre mis inversiones y noticias de crowdlending.

Deja una respuesta